VITAL AZA: nace en Pola de Lena el 28 de abril de 1.851. Escritor y poeta festivo. Desde sus años de estudiante de bachillerato en Oviedo, comenzó a cultivar la poesía humorística en periódicos asturianos. Curso en Madrid los estudios de medicina, aunque no llego a ejercer nunca. (Por eso le siempre decía ser el mejor medico del mundo, ya que nunca había  matado a ningún paciente). En Madrid estrena algunas obras y empieza a ser conocido. Un compañero de pensión, mas tarde el gran periodista Rafael Comenge, decía de él lo siguiente: “Era lo mismo que ahora, alto, altísimo, fornido, barbudo, inmenso; lleno de bondad, con un corazón de niño, alegra, cantor, digno caballeresco. Por la mañana se lavaba cantando las mejores romanzas del genero bufo….

El dia 7 de Febrero de 1.874, “Basta de Matemáticas” con un éxito apoteósico. Disfruto durante muchos años del favor del publico y fue muy bien tratado por la critica. De el decía Clarín: “Hace reír a media España en invierno y la otra media en verano”.  Tiene gracia, humor; escribe con fluidez maneja admirablemente  el castellano. Es un poeta nato. Poseía el secreto de la rima. Esta facilidad para versificar en muy distinta al prosaísmo. Escribió la zarzuela ”El rey que rabio” musicada por Chapí, y considerada la mejor zarzuela del siglo XIX. Tenia la carrera de medicina que nunca ejerció. Leopoldo Alas Clarín decía de el: “Hace reír a media España en invierno y a la otra media en verano. Pasaba los veranos en Pola de Lena y los inviernos en Málaga. El se hacia en verso su autocrítica:



Hoy vivo de los que escribo,
no debo escribir muy mal, no señor,
hay eximios por ahí,
que escriben mucho peor.


Cuando en los últimos años de su vida su salud flaqueaba decía: Soy de carácter jovial / de salud estoy tal cual / viviendo en un ten con ten / unas veces vamos bien / y otras veces vamos mal.

Solía pasar los inviernos en Málaga, y los veranos en Pola de Lena. Falleció en Madrid el 13 de Diciembre de 1.912. Sus restos mortales descansan en el cementerio de Mieres.

Es hijo predilecto de Lena y una calle lleva su nombre con este motivo escribió una poesía que empezaba así y titulo “A mis amigos de Pola de Lena:

Al despuntar la mañana
 tras una noche serana,
y en fecha ya muy lejana,
naci en la Pola de Lena
hermosa villa asturiana.

Como naci, no lo se
no recuerdo la postura
porque yo no me fije,
pero la gente asegura
que yo he nacido de pie.

Quioza la gente no acierte
mas ni me quejo ni soy,
de los que piden la muerte,
porque la verdad estoy
muy conmtento con mi suerte.

Esto dice en un librito
que hace poco publique,
y hoy con gusto lo repito,
pues si al escribir lo escrito
con este honor no pense.

Compremdereis este dia
cuanta sera mi alegria,
al verme asi festejado,
y si yo nunca temi
al llamarme afortunado.

Hoy que a la calle mayor
mi humilde nombre poneis,
me pregunto con rubor:
¿que hize yo pobre escritor
 para que asi me ensalceis?.
a
     No por eso me envanezco   
  vuestra amistad se propasa,
  yo en el alma lo agradezco,
 porque se que no merezco
 ni una calle ni una casa.

  Dejazme pues, reparar,
 mi afecto con sencillez,
así en tono familiar,
y permitizme evocar
   recuerdos de mi niñez.
                    
Nunca olvidar he podido
 lo que aquí me he divertido,
 no hay rincón en este valle,
donde mi memoria no halle
 algún recuerdo querido.

En mi entusiasmo inocente
todo aquí lo hallaba bello,
incomparable, excelente,
 no había en España fuente
como la de “Llaniello”.

    Cuando en la tarde de estío
iba a correr por ahí,
cerca del río…. Dios mío,
 “no cambiaba yo este río
ni por el Misissipi.

Fue para mi lo cimero 
lo mejor del mundo entero,
y al ver estos monte…. Vaya,   
 “me figuraba el Ranero
mas alto que el Himalaya”

No habia nada mejor
ni de mas grandiosidad,
ni de belleza mayor...
delicioso, encantador,
espejismos de mi edad.

Sin ver, mi mente imagina
aquella legion cretina,
que tento nos divirtio:
Baloyo, Alonso Martinez
Quico y el mudo de Boo.

Que alegres marimorenas
armabamos con los cuatro,
que escenas de gracia llenas,
aquellas eran escenas
y no las de un teatro.

Que tiempos tan venturosos
al recordar con amor,
aquel pasado dichoso,
¿como no hablar del famoso
D.Isidro el precetor?.

Alto, morenucho y feo
con voz de bajo cantante,
aun parece que le veo,
los domingos de paseo
con su leviton flamante.

En el estudio temprano
siempre empuñando en la mano,
una vara de avellano,
del lleron de Masgain
y asi la clase explicaba.

Cuando una helada caía
a la Crespa nos llevaba,
con infantil alegría,
y allí al sol nos explicaba
la lección y nos decia.

“Nunca debéis olvidar
el latín, lenguaje sin par,
yo en vano me lo propuse,
pues yo no se declinar
ni siquiera el Musa Muase”

   Mi abuela que en gloria esté
y cuyo recuerdo yo,
jamas olvidar podré,
porque nunca pagaré
el cariño que me dio.

Serás obispo, decía
y yo entonces lo creía,
y con la mitra soñaba,
y las horas me pasaba
metido en la sacristía.

Monaguillo al culto fiel
gozaba yo en mi papel,
cuantas misas Santo Dios,
ayude aquí a D. Manuel
D. Manuel de Palaciós.

Pues basta ya recordar
tiempos por mi mal perdidos,
pues recuerdo con pesar,
algunos seres queridos
que nunca podré olvidar.

Me parece callar la emoción
recibir con la expresión,
de mi gratitud sincera,
la amistad mas verdadera
que os brinda mi corazón.


Poesía dedicada a Pola de Lena, con motivo del nombramiento de “Hijo Predilecto de Lena” y poner su nombre a la que era calle mayor de la Villa de Lena.

Fallecio el 13-12-1.912